martes, 22 de noviembre de 2016

Impuesto a bebidas azucaradas: ¿Efectiva para prevenir la diabetes tipo 2?


22 de noviembre 2017

Un tema que se mueve mucho por estos días en Colombia es el de los impuestos a bebidas azucaradas, un debate que nos incumbe porque incluye la palabra diabetes.


No tengo nada en contra del impuesto, pero tampoco me adhiero en la forma que lo defienden y menos con las razones que brindan para ello.





Tuit del 22 de noviembre del 2016. 
Según la información suministrada por el twitter del Ministerio de Salud, el ministro Alejandro Gaviria afirmó que proyectado a 2020 se podrían ahorrar 220.000 millones de pesos colombianos si el impuesto del 20% se invierte para el tratamiento de la diabetes. (¿el tratamiento o el tratamiento de las complicaciones de la diabetes? )



Estos resultados supongo son a base de la evidencia:

1. Una de las razones del impuesto es que las bebidas azucaradas son responsables del sobrepeso, obesidad y la diabetes...(sonido disco rayado) momento, acá falta algo.


Después de varios tuits que he enviado solicitando que especifiquen el tipo, siguen sin hacerlo. No creo que un ministro de salud no conozca los tipos de diabetes. Quisiera saber dónde está la evidencia para que se tomen el atrevimiento de no especificar el tipo de diabetes.
Las bebidas azucaradas (y no sólo ellas, el azúcar abunda en otros alimentos) contribuyen solamente a la diabetes tipo 2, y ese solamente no es menor, ya que representa el 90% de los casos.

El punto es que, aunque sea mayoría, no se puede hablar en general de la diabetes cuando hay otros tipos que no tienen que ver con estas bebidas o con otros malos hábitos alimenticios. Y uno de esos tipos es la diabetes tipo 1. Esa que tengo y desconocía porque me hicieron comer el cuento que la diabetes sólo da a quienes tienen sobrepeso. Nos engañan, porque nadie menciona la diabetes tipo 1 y menos que es autoinmune y NO se puede prevenir.


No hay un entendimiento de la diabetes, así es imposible prevenir,
no basta decir que es por tomar bebidas azucaradas 

Si continúan con los mensajes repetitivos y erróneos que no expliquen correctamente a las personas lo que es diabetes, sus tipos y las causas de cada una y aclaramos que la diabetes no mata sino las complicaciones seguiremos viendo cómo las estadísticas aumentan, junto a los mitos y estigmas. La prevención de la diabetes tipo 2 seguirá siendo una utopía. Los cuentos de la abuelita o tío que se murieron de diabetes seguirán siendo parte de las historias familiares. Y no olvidemos que hay dos caminos para hablar de prevención: Una cosa es prevenir la diabetes tipo 2 y otra es prevenir las complicaciones de una diabetes mal controlada sea cualquier tipo de diabetes. Ambas son importantes.

No basta con advertir, se deben realizar acciones que impacten directamente, como pruebas obligatorias de glucemia periódicamente antes de seguir diciendo que la diabetes tipo 2 es silenciosa.

2. Otra de las evidencias a la que apelan es que un precio mayor desestimula el consumo de este tipo de bebidasLas bebidas gaseosas no son las únicas con azúcar. Hay productos supuestamente naturales como tés con alto contenido de azúcar, hay etiquetas nutricionales que no muestran correctamente la cantidad de azúcar, carbohidratos, etc. ¿Dónde está el control sobre esto?

Desde niños se enseña que es más divertido tomar una bebida gaseosa que el agua. Además aunque tengan más impuestos, la diferencia de precio con frutas o el agua no será mucha. La comida de calidad es costosa y los alimentos "sin azúcar" también. Así que mientras el pan rollito sea más barato que el pan integral con cereales, seguirán en la lista del mercado familiar. No hay duda que con el impuesto podrían ahorrar 220.000 millones, la gente seguirá consumiendo bebidas azucaradas.

Se les está olvidando en el discurso la EDUCACIÓN, enseñar a las familias el beneficio de comer sanamente, a fin de cuentas la responsabilidad es de cada persona, no le echemos toda la culpa a la comida.  Ver "La culpa no es de la Coca Cola". 

Además se deben buscar medidas que estimulen el consumo de alimentos con alto nivel nutricional junto al acceso a éstos, tanto en cantidad como en precio. Mientras la comida sea un negocio, el consumidor se llenará de publicidad engañosa y poca educación.

No se vale poner el ejemplo de México, en ese país existe el impuesto pero recientemente lanzaron una alerta sanitaria. Obvio, no hay educación y tampoco se le brinda el  acceso al tratamiento de los diversos tipo de diabetes.  Si creen que no soy la persona idónea para decirlo pueden escuchar la opinión de mi colega mexicana, Mariana con diabetes tipo 1. Ver video aquí

Un punto positivo es que en Colombia somos el único país en Latinoamérica que brinda todo el acceso al tratamiento (aunque con trabas) para todos los tipos de diabetes. Pero las herramientas no tendrán impacto positivo si no se educa, si no se previene la diabetes tipo 2 o no se detecta a tiempo, y si no se entregan a tiempo los medicamentos e insumos para todos los tipos de diabetes para evitar las complicaciones, las cual generan un mayor gasto que la propia diabetes.



Tal vez mis opiniones no suenen muy científicas o no use términos elevados para expresarme, o no tenga como demostrar con evidencias. Tampoco soy profesional de la salud, ni entiendo de política, pero desde mi punto de vista como paciente y consumidora será un impuesto más sin impacto alguno en el tema de la diabetes si no lo complementan con otras medidas y menos si siguen generalizando e ignorando los demás tipos de diabetes.



Cuando hables de diabetes, especifica el tipo

Carelibro

Reconocimiento

Reconocimiento

Pajareando

Dulce Mundo

Certificado