lunes, 28 de noviembre de 2016

Ni diabetes infantil ni juvenil: Simplemente diabetes tipo 1

La diabetes tipo 1 no es diabetes infantil, ni juvenil,
es diabetes tipo 1



- Tengo diabetes tipo 1
- ¿Hace cuánto?
-  Hace 12 años, me diagnosticaron a mis 24 años
- ¿Cómo? ¿acaso no es exclusiva de niños?

28 de noviembre 2016

Es lo que se cree. A veces también me siento fuera de lugar porque sólo asocian la diabetes tipo 1 con los niños. No me diagnosticaron de niña pero tampoco de adulta. Me diagnosticaron siendo adulta joven, pero la creencia es que sólo a los niños les da diabetes tipo 1 y a los mayores de 40 años se les diagnostica diabetes tipo 2. Entonces a los 24 años se supone que no se espere nada de esto.

Y ésta es otra creencia a causa de la desinformación. La diabetes tipo 1 no sólo da en niños, y es mal llamada diabetes infantil. Tampoco hay diabetes juvenil. El tipo de diabetes no la define la edad. ¿O entonces yo tendría diabetes del adulto joven? También es erróneo hablar de  diabetes del adulto. Incluso hay otros tipo de diabetes que poco se mencionan.

Además, cualquier tipo de diabetes, diagnosticado a cualquier edad se tiene para toda la vida. No se cambia del tipo de diabetes.

Es común que en las experiencias de personas con diabetes tipo 1 se escuché como se tuvo que lidiar en el colegio, la universidad, al pubertad, etc y el cuidado que tuvieron las madres/padres y verlos crecer con diabetes tipo 1. 

Yo no tengo esas experiencias. Mi niñez y juventud las lidie con otro tipo de condiciones de salud, y cuando me tocó esto de la diabetes tipo 1 yo misma me hice cargo, pero eso nos significa que hubiese sido fácil o lo siga siendo.

No es fácil ser diagnosticado a ninguna edad, y mucho menos tenerla para toda la vida. Aún pienso en cómo hubiese seguido mi vida sin diabetes tipo 1. Momentos donde aún no creo que ésta sea mi realidad. Eso no significa que no la haya aceptado.

Algunos dicen no recordar ese día, seguramente sí los madres/padres. Yo sí lo recuerdo muy bien. Y recuerdo esas noches en la clínica pensando qué pasará después de salir de allí.  Cómo toparme sin estrellarme con una nueva forma de vida sin chance de elegir. Cómo seguir con mis planes sin que la noticia lo afecte. Cómo no darme por vencida. Cómo evitar negarme a tenerla. Cómo tranquilizar a mi familia que podré hacerme cargo. Cómo contener las lágrimas. Cómo continuar...

Es un antes y un después. Nadie nos prepara para esto. 

"Es que tú no viviste esto, o no te toco aquello, todavía te falta", algunos comentarios de otras personas con diabetes tipo 1. 

Cada uno habla por su diabetes, sea cual sea el tipo.  La ve, vive y  experimenta a su manera. Es muy diferente la visión de todos. Y muy diferente la de quienes la tenemos, y la de quienes la viven con nosotros. El diagnostico de diabetes tipo 1 nos sorprende en el momento de la vida menos esperado y seguramente con otras cosas en la cabeza.

No es la etapa ni los años de diagnóstico, es cómo vamos aprendiendo e incorporpandola a nuestra vida. 

Cada historia con diabetes tipo 1 es única y no se puede subestimar. Sólo podemos contar cómo la vivimos cada uno.


*Prohibida su reproducción parcial o total, sin mencionar la fuente y sin autorización de su autora.



Cuando hables de diabetes, especifica el tipo

EN FACEBOOK

SIGUE LOS TUITS

Reconocimiento

Reconocimiento

Recomendado por

Recomendado por
Lista blogs fiables y de calidad sobre diabetes

Dulce Mundo

Certificado