martes, 3 de agosto de 2010

¿Perfil Lipídico?


A menudo cuando llegamos a nuestras citas médicas lo hacemos con la esperanza de ser atendidos a la hora que nos agendaron, pero sin sorpresa vemos la sala de espera llena y con la misma resignación de citas anteriores atendemos la orden de sentarnos y para evitar los rostros aburridos de los demás asistentes "ojiamos" alguna de las revistas viejas, deshojadas y con las puntas dobladas por el trajín diario que adornan el recinto; pero cuando por fin nos topamos con algún artículo interesante una voz lejana pronuncia nuestro nombre.

Ya en el consultorio luego del saludo inicial empieza la "confesión" de nuestras dolencias mientras el doctor llena nuestro historial en su computadora, luego pasamos al "paredón" donde miden nuestra presión arterial, escuchan nuestros pulmones, corazón, etc...y para evitar un diagnóstico al azar el doctor nos pasa una hojita membreteada, con unos mamarrachos llamados caligrafía médica, que indica los exámenes que debemos hacernos, tratamos de leerla confundidos y cuando por fin entre adivinanzas logramos descifar lo que dice no entendemos ni pio. Seguramente habrán visto siglas como LDL, HDL, o nombres raros como Triglicéridos, entre otras, así que para no ver estas hojitas como jeroglíficos, repasemos en esta ocasión aquello que llaman el perfil lipídico:

Empecemos por definir un lípido, como la grasa, así que el perfil lipídico es un conjunto de pruebas para evaluar el riesgo de una dislipidemia (alteración del metabolismo de los lípidos) y sus complicaciones como un infarto cardíaco o una apoplejía provocados por placas de colesterol que obstruyen los vasos sanguíneos. El colesterol es una sustancia grasa que no se disuelve en la sangre, debe ser transportado desde y hasta las células por portadores llamados lipoproteínas. La lipoproteína de baja densidad -LDL- que en nuestros términos sería el colesterol "malo" y la lipoproteína de alta densidad -HDL- que conocemos como colesterol "bueno". Estos dos tipos de lípidos, junto con los triglicéridos, constituyen el recuento total de colesterol, que puede determinarse con una análisis de sangre.


Colesterol total: Es la suma del colesterol transportado en las partículas de LDL, HDL y otras lipoproteínas. Este perfil completo permite determinar los niveles de colesterol total, LDL, HDL y triglicéridos. El valor óptimo es menor de 200 mg/dL, entre 200 y 239 mg/dL medio alto, mayor o igual a 240 mg/dL alto.


El colesterol "malo" (LDL): Cuando circula demasiado en la sangre, se acumula y obstruye las arterias, causando enfermedades cardiovasculares. La concentración óptima es menor de 100 mg/dL, entre 100 y 129 mg/dL casi optimo, entre 130 y 159 mg/dL medio alto, entre 160 y 189 mg/dL alto y mayor o igual de 190 muuuuy alto. Niveles elevados pueden ser causa de una alimentación de alto contenido de grasa saturada, colesterol o ambas cosas. A veces el hipotiroidismo también puede elevar los niveles de LDL.


El colesterol "bueno" (HDL): En este caso la idea es mantenerlo alto, porque ayuda a prevenir que las arterias se tapen, ya que envie el colesterol "malo" al hígado donde lo elimina ayudando a limpiar la sangre protegiendo así el corazón, una adecuada concentración es mayor o igual a 60mg/dL, pero si esta por debajo de 40mg/dL, también puede aumentar el riesgo cardiaco.


Triglicéridos: Son un tipo de grasa que produce el organismo. Un nivel elevado pueden deberse al exceso de peso u obesidad, la falta de actividad física, el consumo excesivo de alcohol y una dieta rica en carbohidratos. Las personas con triglicéridos altos con frecuencia tienen el colesterol total alto, el colesterol "malo" (LDL) elevado y el colesterol "bueno" (HDL) bajo. Muchas personas con enfermedades del corazón y nosotros los diabeticos también podemos tener los triglicéridos altos. Una concentración normal es menor de 150mg/dL , entre 150 y 199 mg/dL medio alto, entre 200 y 499 alto y mayor o igual a 500 mg/dL altísimo.


Datos importantes que debemos entender, ya que no se trata sólo de mamarrachos en una hoja, comprender estas cifras es importante para empezar a realizar cambios en nuestro estilo de vida si no nos encontramos en los niveles adecuados y para "pararle bolas" a las indicaciones del doctor. Con una alimentación equilibrada baja en grasas, ejercicio constante y un manejo correcto de nuestra diabetes, lograremos mantener unas arterias sanas,  y así la única preocupación sera llegar a tiempo para por lo menos no perder la cita con nuestro médico.


Mis últimos resultados fueron:


(en la imagen)
PERFIL LIPÍDICO
Colesterol total: 149 mg/dL
Colesterol HDL: 63 mg/dL
Colestrol LDL: 71 mg/dL
Triglicéridos: 70 mg/dL

Nada mal cuando tengo algunas falencias en las recomendaciones ;)


Fuente: cmpc.org


Cuando hables de diabetes, especifica el tipo

Carelibro

Reconocimiento

Reconocimiento

Pajareando

Dulce Mundo

Certificado