miércoles, 27 de mayo de 2009

¡Diabético al volante!

El automóvil ha sido uno de los tantos inventos del hombre para su satisfacción personal; nos ha acompañado desde el siglo XVIII con el primer carro a vapor -parecido a un triciclo, con ruedas de madera, llantas de hierro y con un peso de 4,5 toneladas-, hasta los carros ultramodernos del siglo XXI -con diseños futuristas, desde los 500 kilos de peso, con un equipamiento de lujo customizados según requerimientos personales y todo un sistema integral de computadoras para nuestra comodidad y seguridad-, y en poco tiempo seguramente disfrutaremos de las características de carros visto en series que fueron hito en los 80's como: "El auto Fantástico", "Volver al futuro" o "Automan".


Pero a pesar de la ventajas que hemos obtenido de esta máquina, la cantidad de muertes al año que se producen por accidentes de transito se incrementa a medida que la imprudencia y la potencia de las máquinas junto con su belleza disfrazan su peligrosidad. Las causas pueden ser tan comunes como falla mecánica, error humano -que implica exceso de velocidad, manejar en estado de embriaguez o bajo el efecto de sustancias psicoactivas y algo tan simple como cambiar el dial del radio, hablar por teléfono o los más osados fumar o comer mientras conducen-, y enfermedades que reduzcan el reflejo o capacidad de conducción.

Y este último involucra directamente a los diabéticos y más los que usamos el automóvil a diario; los ataques de hipoglucemia -bajas considerables del nivel de azúcar- son causantes de múltiples accidentes ya que puede generar mareos, temblores, desorientación, falta de concentración y perdida de conciencia, además muchos pueden tener complicaciones relacionadas con la enfermedad como retinopatia diabética que reduce considerablemnte la visión.

En España y la Unión Europea, existen normas estrictas para los conductores diabéticos ya que deben presentar un informe de su control, y si se considera apto, se le concede la licencia de conducción que expira antes que la de una persona sin este padecimiento. Es indispensable mantener un control adecuado de la enfermedad, reconocer los síntomas de peligro y tomar medidas a la hora de estar frente al volante, estas son algunas recomendación para los conductores:

* Comprobar SIEMPRE la glucemia antes de conducir.

* Si el control esta entre de 70-90 mg/dL tome un suplemento rico en hidrato de carbono, fruta o bebida azúcarada.

* Si el control esta por debajo de 70 mg/dL o tiene los síntomas de una hipoglucemia, asegúrese de aumentar la ingesta de hidratos de carbono y cuando el nivel este por encima de los 100 mg/dL, puede comenzar la marcha, pero recuerde que la recuperación total ocurre después de las 2 horas.

* Lleve siempre alimentos azúcarados para poder atender cualquier hipoglucemia que se presente en el camino, además de merindas como galletas, fruta y bebidas para cualquier demora en el recorrido.

* Cuando sienta algún signo de alarma, detengase de inmediato y verifique su estado.

* No olvide la visita regular a su especialista.

* No olvide su sentido común.

Todo esta en nuestra capacidad para reconocer como funciona nuestra enfermedad ya que cada paciente diabético es diferente y en la responsabilidad al conducir tomando todas las medidas necesarias para proteger su vida y la de sus pasajeros.

Es indiscutible que las normas de conducción y de transito son necesarias para evitar hechos lamentables, pero también quiero exponer mi canto de protesta ya que es inaceptable que traten de discriminar la persona diabética como si fuésemos un peligro para la sociedad; entonces así como puede negarse la licencia a un diabético por un historial hipoglucémico severo, también debería aplicarse a quienes constantemente tienen accidentes de transito por cualquier otra causa o en el caso de quienes manejen en estado de embriaguez por continuar infringiendo la norma y más si han estado involucrados en accidentes que incluyan un saldo de muertos y heridos. Sería justo ya que la mayoría de accidentes no necesariamente son cometidos por diabéticos.

Como van las estadísticas y la crisis mundial, sería adecuado pensar en construir carros como el visto en los "Los Picapiedra" -El troncomovil, donde el combustible lo brinda la velocidad de las piernas mejorando de paso el cardío-, así los accidentes serían menos trágicos y le permitiriamos a nuestro planeta tierra por fin respirar.

(Si te encantó este artículo y te tientas a compartirlo o tomarlo prestado, no olvides mencionar la fuente www.blogdiabeticotipo1.blogspot.com por Carolina Zárate)



VER TAMBIÉN:


Cuando hables de diabetes, especifica el tipo

EN FACEBOOK

SIGUE LOS TUITS

Reconocimiento

Reconocimiento

Recomendado por

Recomendado por
Lista blogs fiables y de calidad sobre diabetes

Dulce Mundo

Certificado