lunes, 11 de septiembre de 2017

FreeStyle Libre: ¿Medir la glucemia sin pinchazos?




Las curvas de glucemia llegaron para cambiar cómo vemos, manejamos y comprendemos nuestra diabetes. 

Hace unas décadas se usaban colores para "adivinar" la glucemia entre un rango muy amplio que pertenecía a cierto tono. Luego llegaron los glucómetros que aunque han mejorado y son más exactos funcionan con el mismo objetivo, dar el resultado de glucemia, un número que sólo es útil para ese momento. 

La indicación para una persona con diabetes que usa insulina, en especial todos los que tenemos diabetes tipo 1 es medir la glucemia en ayunas, antes (preprandial) y después (posprandial) de comer, y al acostarnos a dormir. Sin mencionar esos momentos de enfermedad, ejercicio, estrés, hipoglucemias, etc. Según el seguimiento de cada persona puede hacerse entre 6 - 10 veces o más veces al día, dependiendo también la edad (niño, adolescente, adulto o adulto mayor). Deja marcas y puede ser "doloroso" ( y más si no se cambia la lanceta).

Esto se hace para ver si estamos teniendo un equilibrio entre la alimentación y la insulina, además de otros factores como el ejercicio para tener un manejo correcto de la diabetes que nos proteja de las complicaciones.

La forma de saber si estamos haciendo las cosas "bien" es un promedio. Los glucómetros nos muestran su promedio teniendo en cuenta sólo las glucometrías realizadas (nunca me fue útil), y el más preciso con el examen de hemoglobina glicosilada (promedio de 3 meses), pero que no indica las veces de hiperglucemia o hipoglucemias que afectan ese resultado. 

(Leer también: ¿Hemoglobina glicosilada siempre dice la vedad?)

Pero esto no nos ofrece el panorama completo y nos estábamos perdiendo una gran parte de la historia. Por eso hoy en día se habla de los monitoreos continuos o flash de glucosa que nos permite ver la glucemia de las 24 horas los 7 días la semana.

Esta vez les contaré mi experiencia con el FREESTYLE LIBRE de Abbot disponible en Colombia desde 1 de septiembre de 2017.

Empecemos...

El FreeStyle Libre, el único en su clase, es un sistema de monitoreo flash de glucosa que consta de un lector (que funciona también como glucómetro, es decir que funciona con tiras) y un sensor (del tamaño de una moneda) que va adherido al brazo (lo recomiendan sólo en esta parte del cuerpo) por 14 días.

Sin necesidad de pincharse el dedo, se escanea el sensor con el lector y en la pantalla aparece el valor de la glucemia, y además muestra la curva de glucemia de las horas anteriores y las tendencias de descenso o ascenso de la glucemia en ese momento.

Se llama flash porque es por demanda. Es decir, el sensor no se comunica a distancia con el lector por lo que tampoco emite alarmas o alertas (ante hiperglucemias o hipoglucemias) hasta que no se escanea. Se puede realizar el escaneo sobre la ropa. Además no necesita calibración u otra acción para que funcione, sólo escanear. En el siguiente video verán la forma tan sencilla de escanear.


Una publicación compartida de Carolina Zárate (@carolinatipo1) el


El sensor es muy sencillo de colocar e indoloro. Un plus es que incluye paños con alcohol para desinfectar la zona. En la rutina diaria no incomoda y el tamaño lo hace un poco más "discreto". Es resistente el agua. El sensor que probé duró sin inconveniente los 14 días sin despegarse, pero todo depende las actividades diarias (el sudor puede afectar el adhesivo) y el cuidado que tengamos para que no se enrede ni se desprenda. Estos dispositivos necesitan adhesivos para fijarse a la piel, por lo que se puede tener alergia a éstos. Lo mejor es consultarlo con un dermatólogo si se tienen alergias en la piel, ya que según fotos que he visto circular no es muy agradable. En el siguiente video pueden ver cómo queda al ser retirado, yo lo hice a "secas" y aparte de sonrojarse la zona no pasó nada, pero siempre es aconsejable humedecerlo antes de retirarlo.


Una publicación compartida de Carolina Zárate (@carolinatipo1) el



¿NO MÁS PINCHAZOS?

La publicidad de todo tipo de dispositivos nos emociona pero debemos tener en cuenta que ningún dispositivo es perfecto y puede fallar. Aunque el slogan nos diga que ya no necesitamos más pinchazos en realidad seguimos con las glucometrías, pero sí se puede reducir el número de pinchazos. Mientras tuve el dispositivo lo escanee 30 veces por día (sí, la curiosidad), veces que no mediríamos con el glucómetro. Imaginemos cómo quedarían nuestros dedos.



El resultado de la glucemia no siempre coincidirá con el resultado del glucómetro ya que los monitoreos miden la glucemia en el líquido interticial y los glucómetros en la sangre capilar. Por esto si al escanear nos muestra las tendencias (con flechas) ya sea de ascenso o descenso es indispensable verificar si hay hiperglucemia o hipoglucemia con una glucometría para tomar decisiones del caso. Seguir las flechas es la clave.


No concuerdan los resultados pero la tendencia es similar

En mi experiencia los primeros días se alejaba mucho del resultado del glucómetro, y los siguientes hubo días cercanos otros no tanto, pero lo importante para aclarar es que al comparar la curva de glucemia con el monitoreo continuo que utilizo con la bomba de insulina es MUY SIMILAR. Es decir que se puede ver el impacto en la glucemia con cada actividad que realicemos y realizar los cambios necesario en el tratamiento. Por ejemplo, se puede ver la curva de glucemia de las madrugadas y ver en que momento hay subidas y bajadas y el porqué esas glucemias en ayunas que a veces no comprendemos. 


Después de 2 días los resultados eran más cercanos al resultado de mi glucómetro.
Aunque el resultado del glucómetro y el sensor sea diferente, la curva de glucemia se mantiene. Esto lo comprobé comparando con el monitoreo continuo de glucosa de la bomba de insulina verificando que estuviera bien calibrado.



En conclusión:

El dispositivo me gustó. Comparado con otros monitoreos es económico y si se hacen cuentas con las tiras mensuales el precio es cercano.

Debemos tener en cuenta que aunque los dispositivo están hechos para mejorar la forma como llevamos nuestra diabetes, ninguno hará nuestro trabajo. Las personas con diabetes valoramos datos exactos, pero la tecnología no es perfecta. Por eso, debemos aprender no sólo a ver un número como lo hacíamos cuando teníamos como herramienta de medición sólo el glucómetros sino a analizar el panorama completo, la curva de glucemia.

Mi recomendación es si escanean el sensor y miden con el glucómtero y hay una diferencia entre uno y otro no desesperen, sigan la tendencia que les indica del FreeStyle Libre. Por ejemplo, si la glucometría marca 130 mg/dL y al escanear aparece un 90 mg/dL pero la curva de glucemia es recta y no presenta flechas, quiere decir que la glucemia está estable. Por lo que desde allí partirán para saber si va subiendo o bajando cuando escaneen. Ya llegará un momento que se acercan más los resultados.

No tiene alarmas pero podemos escanear cuando queramos y así darnos cuenta de algún cambio significativo. Es lo que hago en  mi caso con el monitoreo de la bomba de insulina, lo miro aunque no hayan alarmas, y me doy cuenta de cambios antes que me emita una alarma o alerta y me preparo. Se vuelve rutina mirarlo, como al celular.

Aunque tengo el monitoreo continuo de la bomba de insulina, el usar el FreeStyle Libre me sirvió para comparar las curvas y verificar si el monitoreo estaba marcando correctamente la curva porque al ser necesaria calibración puede fallar y mostrar resultados incorrectos. En algún momento me mostró que el monitoreo continuo de Medtronic no estaba dando el resultado correcto. Cabe resaltar que si se usa en paralelo, no se debe calibrar el sensor de la bomba de insulina con el resultado del FreeStyle Libre.

Si creen que estos dispositivos los hacen más "esclavos" de su diabetes, siento decirles que tener los ojos sobre ella es la única manera de comprenderla. Que no quieran ver lo que pasa con su glucemia no significa que no esté pasando.

Ningún dispositivo para la diabetes cumplirá su objetivo sin la educación del paciente.

Este fue el segundo sensor, me dolió cuando lo puse, no arrancó, y me pidió cambiarlo, cuando me lo quité estaba con sangre el filamento... 




___________________________________________________________

Esperemos que este dispositivo sea cubierto en Colombia por el sistema de salud, por ahora se compra únicamente en línea.

Está disponible también en: España, Brasil, Chile, Argentina y México.

____________________________________________________________

Pueden conocer la experiencia de otros colegas:

"Libre, pero presa de las flechas" por Silvana Gonzalez de DiabeT-Rex (Paraguay)






Cuando hables de diabetes, especifica el tipo

EN FACEBOOK

SIGUE LOS TUITS

Reconocimiento

Reconocimiento

Recomendado por

Recomendado por
Lista blogs fiables y de calidad sobre diabetes

Dulce Mundo

Certificado