miércoles, 21 de octubre de 2015

"Volver al futuro" pero con diabetes



21 de octubre del 2015, ¿les suena?


Tal vez no, pero si han visto la trilogía de “Back to the Future”, en mi país “Volver al futuro” seguro que la recordarán. Esa es la fecha cuando Marty McFly llegó al futuro, y bueno, su futuro no concuerda con el de hoy, pero aún así nos hace maravillar con la forma de empatar las historias con las líneas de tiempo. La he visto muchas veces y no me canso de ver una y otra vez cada parte.

Y yo me imagino esa historia pero con diabetes.


Volver al futuro con diabetes (Primera parte)


En mi película el Doc Brown es experto en diabetes, y me transporto desde el año 2015 al 1955 junto con mi bomba de insulina, mi glucómetro, pastillas de glucosa y todas esas herramientas que impresionarían a las personas con diabetes de esa época, donde existían jeringas de vidrio, tiras para medir la glucemia en colores, e insulinas de origen animal.

Sus caras de fascinación no serían más que las que tenemos hoy en día con todas las nuevas tecnologías, tocarían mi bomba de insulina como un aparato impresionante del "futuro" y verían con escepticismo que mi glucosa apareciera mágicamente en una pantalla y me alertará cuando sube o baja, como si me hablara.

De regreso, la historia hubiese cambiado, en ese nuevo 2015 las personas con diabetes ya estaban preparadas para exigir esa tecnología mucho antes que existiera, así que vería como en la cintura de todas las personas con diabetes colgaría ese aparato tecnológico.

Volver al futuro con diabetes (Segunda parte)


¡Ir al futuro!…tendría que adivinar una fecha donde posiblemente existiera una cura definitiva para la diabetes, ¿2020, 2025, 2030? y traer su fórmula no sólo a 2015, sino dejarla plasmada en algún dibujo de Da Vinci para cuando existan todos los elementos para crearla.

Además, me buscaría para ser testigo de verme curada, de verme sin diabetes y ver cómo la espera y cuidados de tantos años valieron la pena.

Volver al futuro con diabetes (Tercera parte)


Pero no sería suficiente, teniendo la oportunidad de viajar en el tiempo, sin duda iría a 1921. Estar frente a frente con el descubridor de la insulina, Frederick Banting y todos sus colaboradores. Abrazarlo con tanto agradecimiento y contarle como nos cambió la vida, cómo nos dio la oportunidad de tener una mejor calidad de vida, la oportunidad de vivir y sobrevivir.

Y como en la original aparece un canino, adoptaría a Marjorie, la perrita pancreatectomizada (extracción del páncreas) para que compartiera conmigo todas mis odiseas.

Volver al futuro (Mi parte)


Sin pensarlo, haría una escala en el año 2004, precisamente al 16 de septiembre y me visitaría en la clínica. Para que no haya sospechas y no llamar mucho la atención, no sería ni enfermera ni médica, me haría pasar por el catering de la clínica, el encargado de llevar la comida y de paso agregaría algún rico postre para animarme.

Dejaría notas en cada cena con mensajes positivos, sin mucho humor porque todavía no me daba gracia tener diabetes y seguro tampoco entendería los chistes.

Entraría con algún pretexto a la habitación cada vez que me viera llorando y cuestionándome para darme una pequeña luz de lo que vendría.

Pero no me diría todo lo que sé ahora, en ese momento no sería capaz de comprender el camino que recorrería, dejaría que tropezara y aprendiera de ello.

Pero sí dejaría una carta para ser abierta el 21 de octubre de 2015 que diría:

“Sabía que podía confiar en ti y aunque no puedes ser perfecta, continua así que todo saldrá bien” Att: Yo misma


(Este blog es autoría de Carolina Zárate, donde cuenta sus experiencias y opiniones, si no eres ella y vas a copiar los contenidos asegúrate que lleven el crédito correspondiente y el link  www.blogdiabeticotipo1.blogspot.com )


Cuando hables de diabetes, especifica el tipo

EN FACEBOOK

SIGUE LOS TUITS

Reconocimiento

Reconocimiento

Recomendado por

Recomendado por
Lista blogs fiables y de calidad sobre diabetes

Dulce Mundo

Certificado