lunes, 5 de octubre de 2015

Tener diabetes tipo 1 en Colombia


Es un post extenso, pero por favor léalo si tiene dudas sobre la cobertura en el tratamiento de la diabetes en Colombia.


Cuando se tiene una condición de salud, algunas veces el dolor de cabeza no es la propia enfermedad sino los seguros médicos. En el caso de la diabetes, tenerla no es lo complicado, lo complicado es no contar con un tratamiento.



Hoy en día la tecnología ha avanzado pero la cobertura en algunos países queda obsoleta o retrocede en el tiempo.

En mi país,  Colombia, la ley nos cobija y se ha ido actualizando la cobertura, por lo que se incluye dentro del POS (Plan Obligatorio de Salud) según el tipo de diabetes: las insulinas (NPH, Levemir, Lantus, Lispro, Novorapid, Apidra), glucómetro (1 al año, con la marca que tengan convenio por lo que primará más el costo que la calidad), tirillas de glucometría y lancetas (del glucómetro que suministren hasta 100 para diabetes tipo 1 y 50 para diabetes tipo 2 que usen insulina), jeringas para insulina, glucagón, medicamentos orales, y bombas de insulina con monitoreo continuo de glucosa

Esto debe ser suministrado por las diversas Entidades Promotoras de Salud, más conocidas por sus siglas EPS, que hacen parte del régimen contributivo, es decir que la persona paga una mensualidad según sus ingresos; o por el Sistema de Identificación de Potenciales Beneficiarios de Programas Sociales mas conocida como SISBEN que hace parte del régimen subsidiado, es decir que lo cubre el Gobierno. Los ciudadanos por obligación debemos pertenecer según la situación económica a alguna de las dos para ser cubiertos y que en teoría no debería existir diferencia en el servicio.



Opcionalmente se puede afiliar a una Medicina Prepagada, que es sin duda de mejor calidad y servicio pero más costosa,  para esto es obligatorio estar afiliado a una EPS. Cabe aclarar que ninguna medicina prepagada acepta enfermedades preexistentes, por lo que si se es diagnosticado con diabetes sin estar afiliado ya no podrá hacerlo o no se cubrirá dicha condición.



En Colombia no todo es color rosa


Muchos pensarán que Colombia es el paraíso para una persona con diabetes por su cobertura médica, y aunque aplaudo que mi país haya sido el primero en Latinoamérica en cubrir nuevas tecnologías en diabetes, no todo es color rosa y aún falta mucho por hacer.

Es cierto que por ley tenemos el derecho de contar con todo lo necesario para el tratamiento de la diabetes, ya sea tipo 1 o tipo 2 incluida la educación diabetológica, pero hay limitaciones y trabas por parte de algunas EPS (son varias y algunas con lios de corrupción y falta de administración) que no permiten al paciente acceder a todos los beneficios, por ejemplo: 

Tener una cita donde un especialista puede tardar meses, los retrasos en la entrega de medicamentos e insumos se puede extender por varios meses, se evidencia la falta de conocimiento o capacitación por parte del personal médico en nuevas tecnologías lo que hace que no las recomienden, hay un limitado número de especialistas que están capacitados y autorizados en recetar las bombas de insulina o especialistas que por pereza, inoperancia o ineptitud reducen al paciente a un tratamiento de inyecciones múltiples con dosis fijas para evitarse el "chicharrón" de capacitar al paciente en conteo de carbohidratos, y el análisis de datos, y un sinnúmero de papeleo, excusas y trabas que hacen que el paciente desista de exigir lo que por ley tiene derecho (o seguramente no sepa que lo tiene) y se conforme con el mal servicio afectando su adherencia al tratamiento y a la misma diabetes.





Mi caso personal



¡Soy muy afortunada! y doy gracias por poder acceder a un tratamiento para mi diabetes tipo 1.

Antes de mi diagnostico estaba afiliada a una Medicina Prepagada, así que sigo cubierta y tengo mi EPS. Ambas pertenecen a la misma empresa, tengo Colsanitas y EPS Sanitas así que trabajan en conjunto. Por la primera voy a todos los especialistas, ya que las citas son en un tiempo más corto y la EPS me suministra lo que ellos me receten y esté incluido dentro del POS, como medicamentos, insumos, procedimientos, cirugías, exámenes y demás.

En el año 2004 cuando me diagnosticaron no cubrían todo lo del tratamiento de la diabetes, así que al principio y por varios meses me suministraron la insulina NPH y compraba por mi cuenta las jeringas y tirillas de glucometría, éstas últimas son las que me generan mayor costo, ya que requiero un mínimo de 6 glucometrías diarias, es decir 180 tirillas y la caja de 50 tirillas puede costar mas o menos $100.000 pesos colombianos. 

Por esto, averigüe si había forma de acceder a todo el tratamiento y habían dos opciones: por Acción de Tutela (protección judicial de los derechos fundamentales) o por el Comité Médico Científico de la EPS quien tiene la autonomía de revisar cada caso personal y autorizar la entrega de medicamentos o insumos no incluidos dentro del POS.

Aunque la mayoría de pacientes lograban acceder por medio de las tutelas a su tratamiento completo, incluidas las bombas de insulina, yo pude acceder por medio del Comité Medico Científico.

Mi médico internista (quien me dio el diagnostico y adoro por su humanidad y capacidad para buscar el mejor tratamiento para mi diabetes) me recomendó cambiar de NPH a Lantus por las continuas hipoglucemias nocturnas que tenía. Así que envíe mi solicitud al CMC para acceder a Insulina Lantus y Lispro, 180 jeringas para insulina, 180 tirillas y lancetas mensuales de la marca del glucómetro que tengo, TODO  me fue autorizado. Cada 6 meses tengo que enviar la solicitud, con la justificación del médico, y todo el tratamiento detallado y las cantidades requeridas y cada mes autorizar la entrega de lo especificado.

Así fue hasta que se actualizó el POS y se incluyó todo el tratamiemto, y solamente tengo que pasar la solicitud para que me entreguen las otras 80 tirillas que faltan, recuerden que el POS sólo indica 100 tirillas al mes, y sabemos que para quienes tenemos diabetes tipo 1 no es suficiente.


¿Y la bomba de insulina?



Cuando me decidí en probar el tratamiento con la bomba de insulina y con el visto bueno de mi médico internista, tuve que ir al médico de la EPS autorizado para recetarla y hacerme el seguimiento. Con la justificación del médico, la EPS me autorizó el nuevo tratamiento.

Así que ahora asisto a los dos especialistas, continúo con mi médico internista quien me trata otros temas fuera de la diabetes y me receta los medicamentos entre ellos la insulina Lispro (ya no pido la insulina Lantus ni jeringas, pero si tengo reserva en caso de necesitarlas si la bomba de insulina falla), y tirillas del glucómetro que uso (100 que me suministra la EPS y 80 el CMC) y la doctora de la EPS me hace el seguimiento con la bomba de insulina y me receta todos los insumos para ésta y el monitoreo continuo de glucosa.

Ambas recetas médicas tienen vigencia de 6 meses, y cada mes llega a mi casa la autorización para ir a la farmacia por mis medicamentos e insumos. Siempre tengo que esperar horas en la farmacia y algunas veces hay retrasos en las entregas por parte de las farmacias encargadas, pero me aseguro de tener reservas, así que no ha afectado mi tratamiento, pero aún asi exijo su cumplimiento. 


Las EPS debieron inventarse la palabra "PACIENTE" por todo el tiempo que debemos esperar con éstas


Por estar cubierta debo pagar mensualmente el costo de la afiliación a la Medicina Prepagada (unos $200.000) y a la EPS (unos $80.000); por cada cita, examen, procedimiento, receta, etc pagar el valor de un bono (ya definido para todo servicio según lo que se pague por la afiliación, de la medicina prepagada unos $25.000 y para EPS unos $2.000). Con las recetas con vigencia de meses, solo pago una vez por el tiempo indicado, es decir que al año pago dos bonos de EPS cada seis meses para acceder a mis medicamentos e insumos para la diabetes tipo 1 en la farmacia.


Muchas EPS tienen un trato inhumano con los pacientes


Pero ese es mi caso, hay muchos pacientes que se enferman con el trato inhumano de las EPS, por la falta de control sobre ellas para asegurar que se cumpla la ley, por las extensas demoras en la entrega de insumos, en general porque todo es una lucha constante.
Por eso importante que los pacientes conozcan sus derechos para exigirlos, se empoderen y averiguen los trámites que requiere sus EPS para acceder a su tratamiento y no se cansen de exigir. Así como dar a conocer  a los entes reguladores, ya sea el Ministerio de Salud, la Superintendencia de Salud o las Personerías todas las irregularidades.

En un país donde por ley se cubre todo, no es posible que se tenga que mendigar por el tratamiento, y no deberían haber tampoco condiciones para acceder a un tratamiento, la única debería ser tener diabetes, en nuestro caso diabetes tipo 1 y poder tener acceso a todo.

Se vienen cambios en el Sistema de Salud, así que esperamos sea para mejorar y no retrocedamos en el tiempo.



ACTUALIZACIÓN (18 abril 2016)


A partir del 1 de junio del 2016 se eliminarán los Comités Técnico Científicos (CTC) que revisaban la solicitud de medicamentos o insumos que no estuvieran contemplados dentro del POS. Desde ese momento los médicos tienen la potestad de definir el tratamiento del paciente justificando éste en una plataforma tecnológica de cada EPS donde queda registrado todo lo que el paciente necesita. Lo que permitirá que el paciente acceda al tratamiento cuando lo requiera. En algunos casos específicos una junta médica perteneciente a la misma EPS analizará el caso del paciente y hará la solicitud por la misma palataforma.
Fuente EL TIEMPO: http://www.eltiempo.com/estilo-de-vida/salud/autorizaciones-para-acceder-a-servicios-no-pos/16563214


ACTUALIZACIÓN (13 febrero 2017)

Desde el 2017 no hay límite en el número de tirillas ni lancetas de glucometría para pacientes con diabetes que usen insulina.





Conoce cómo funciona en otros países de Latinoamérica con las experiencias de otros colegas.

Puerto Rico y/o USA
¿Qué significa acceso en el mundo de la diabetes? por Mila Ferrer de Jaime, mi dulce guerrero
Vivir con diabetes: lujo o calidad de vida por Tanya Hernandez de Sugar Free Kids


México
Acceso a nuestros tratamientos por Mariana Gomez de Dulcesitos para mí
Acceso al tratamiento completo para diabetes tipo 1 por Elena Sainz de Educadies
De accesos y excesos, fantasía y pobreza; todo en una pieza por Paulina Gomez de Fundación Chespirito
Acceso para diabetes: Educación y tecnología por Nora Ortega de Mi Dulce Vida

Argentina
Mi dilema de tener ley de diabetes y no agua potable por Claudia Longo de Diabetes Bariloche

Venezuela
¿Tenemos el acceso adecuado al tratamiento de la diabetes? por Mellissa Cipriani de Con Extra de Azúcar


Cuando hables de diabetes, especifica el tipo

Carelibro

Reconocimiento

Reconocimiento

Pajareando

Dulce Mundo

Certificado