lunes, 7 de septiembre de 2015

Complicaciones: ¿Sinónimo de diabetes?


En las primeras investigaciones que hice sobre diabetes por allá en el 2004 al momento de mi diagnóstico y en mi afán de buscar una "cura"a mi diabetes, encontré: trasplante de riñón y páncreas...

Feliz con mi descubrimiento le comenté con mucho entusiasmo a mi doctor con la convicción que me daría una orden inmediata para el procedimiento. "Imposible ahora, esto sólo se podría hacer si ya tienes daño en el riñon y es lo último que queremos, por eso tienes que controlar tu diabetes" palabras más, palabras menos, esa fue su respuesta.

Evitar las complicaciones es el objetivo con el que nos empujan a controlar la diabetes, un miedo que nos acompaña en cada glucometría o por lo menos a mí.

Hablar de complicaciones no es fácil, cuando aún no hay indicio de ellas. Pero hace poco estuve tan cerca de esa noticia que caí en la cuenta que nadie puede estar exento de ellas, por más que uno se cuide y menos cuando no se quiere tocar el tema. 

Con ignorar las complicaciones no las evitaremos. 


En uno de mis exámenes de rutina empezaron a salir resultados fuera de rango en las muestras de orina, marcados con unos asteriscos que me aterran y alarman.

Parecía que el ascenso de hemoglobina glucosilada (llegué a 9%) durante los 3 años anteriores me iban a pasar factura. Le pregunté a mi doc como era posible si eran tan pocos años cuando conocía historias de personas que llevaron por muchísimos años un mal control sin mayores rastros de daño y me respondió: "no todos los organismos son iguales"

En ese momento me asusté aún más, porque a pesar que tengo un conocimiento sobre diabetes, soy consciente de cuidarme y  sigo todas las indicaciones, no soy perfecta y también me equivoco. Casi todos los días hay un momento donde supero los 200 mg/dL o más  o hay casos donde simplemente no encuentro explicación a esas subidas inesperadas, y con cada hiperglucemia imagino mis órganos destrozarse por dentro.

Pero no puedo desesperarme, perder las esperanzas o dejar de cuidarme, intento controlar mi diabetes no sólo para retrasar las complicaciones que algún día llegarán, sino para disfrutar cada día con la convicción que cada segundo es único, para seguir planeando viajes, aprender de nuevas experiencias y seguir soñando. Así cuando algún día esos asteriscos sean definitivos poder tener la satisfacción de que intenté hacer las cosas lo mejor que pude. 


Así que los invito a que la motivación para controlar la diabetes no sólo sea retrasar las complicaciones sino esas cosas maravillosas que nos esperan en la vida. 


También te puede interesar la visión de otros miembros de #diabetesLA

En español

Las complicaciones que tanto nos preocupan por Mila Ferrer de Jaime, mi dulce guerrero

El lado humano de la diabetes y sus complicaciones por Mariana Gómez de Dulcesitos para mí

Que las complicaciones de la diabetes no te compliquen por Marcelo Guzmán de Mi Diabetes

El pie no tiene diabetes...¿qué pasa con las complicaciones? por Elena Sainz de Educadies

Hablar de complicaciones, ¿para educar o para asustar? por Nora Ortega de Mi dulce vida

Complicaciones, ¿se pueden evitar? por Claudia Longo de Diabetes Bariloche

Las complicaciones es un tema complicado por Mellissa Cipriani de Con Extra de Azúcar

¿Podría ser más complicado vivir con diabetes? por Tanya Hernandez de Sugar Free Kids

¿Complicaciones? Para que tanto drama por Paulina Gomez de Fundación Chespirito


En portugués

Complicações: Você tem medo do quê? por Luana Alves de A Diabetes e Eu


Cuando hables de diabetes, especifica el tipo

Carelibro

Reconocimiento

Reconocimiento

Pajareando

Dulce Mundo

Certificado