domingo, 23 de noviembre de 2014

Cuando tener diabetes no significa estar enfermo

Imagen de web


Artículo escrito exclusivamente para DiabeTV en Español publicado el 14 de noviembre 2014.

Tener diabetes no es lo mejor que nos puede pasar en la vida, pero sí es seguro que tener un tratamiento es lo mejor que nos puede pasar teniendo diabetes.

Sin el descubrimiento de la insulina no tendríamos la necesidad de aprender a contar carbohidratos, ni torturar nuestros dedos con tantas glucometrías o inyectarnos más veces de lo que cualquiera imaginaría, porque simplemente sin ésta preciada hormona enfermaríamos hasta que nuestro cuerpo colapsara en algunas semanas con tanto azúcar estancado en la sangre.

Y es que todos nos preguntamos alguna vez ¿por qué a mí?, sin pensar que por suerte tenemos diabetes en tiempos donde hay diversas insulinas, glucómetros, bombas de insulina y muchas investigaciones que buscan la cura.


Aunque la diabetes sea considerada – obviamente - una enfermedad, tenemos la posibilidad y la oportunidad de llevar una vida normal gracias a los variados tratamientos, por lo que - por lo menos en mi caso - podríamos decir que tenemos una enfermedad pero no estamos enfermos.

¿Cómo así? Seguramente muchos no estarán de acuerdo, porque nos maquinan la cabeza para pensar que las cosas deben llamarse por su nombre, eso quiere decir que si tenemos una enfermedad estamos por consiguiente enfermos, y me niego rotundamente a aceptar esa afirmación.


"Tengo diabetes, no estoy enferma de diabetes"


“Estar enfermo” supone una serie de percepciones empezando por el aspecto. Por ejemplo: Cuando estamos pálidos, ojerosos o débiles por lo general nos preguntarán ¿Te sientes bien? ¿Estás enfermo? 

Así, con ese imaginario y el estereotipo diabético, cuando alguien se topa con una persona con diabetes o diabético (esa es otra discusión) y notan que realiza su rutina diaria, y se desempeña normalmente en su entorno social, laboral, académico, familiar, etc, se asombran y es, en ese momento, cuando hacen comentarios como: “no parece que tuvieras diabetes”

Quiere decir que el aspecto de un enfermo no coincide con nosotros, con esas personas que nos empoderamos y educamos acerca de nuestra condición. Entonces la diabetes sigue siendo una enfermedad y quienes la tenemos (no cabe el padece ni sufre, esto ya es una cuestión mental) decidimos si permitimos que nos enferme o no.

Con esto podemos decir que lo mejor es la autoestima, la educación y el autocuidado para evitar llegar a esa etapa, a esa delgada línea entre ser enfermo o tener una  enfermedad.


(Si te encantó este artículo y te tientas a compartirlo en tu web, no olvides mencionar fuente www.blogdiabeticotipo1.blogspot.com  por Carolina Zárate)





Cuando hables de diabetes, especifica el tipo

Carelibro

Reconocimiento

Reconocimiento

Pajareando

Dulce Mundo

Certificado