lunes, 10 de enero de 2011

"Ya no tengo Diabetes Tipo 1, tengo Disfunción Pancreática Autoinmune"

Pablo Neruda y su cambio de nombre


Este fin de semana estuve en un exámen médico y la enfermera al hacerme las preguntas de rigor sobre mi historial médico, se topó obviamente con mi respuesta a la pregunta:

- ¿Enfermedades existentes?
- Diabetes Tipo 1, etc.

No hubo ninguna reacción de sorpresa, lo que me dió cierto parte de tranquilidad el saber que estaba, como en pocos casos, en manos que no eran muy ajenas al tema. Luego del largo exámen en una pequeña charla médica me pregunta sin tartamudear y con todo el conocimiento del caso: -¿Y qué medicamento usas? ¿Metformina?......plop!!!!.....desde que pronuncio la "met" terminó el encanto y ya se imaginarán el gesto de mi cara, tal vez la misma que estan poniendo ahora.

Este tipo de información errada o mejor, falta de información, que no sólo se incrusto en la sociedad con conocimientos básicos de salud (que somos la mayoría), sino que increíblemente corre como un río caudaloso por todos los pasillos de hospitales, clinicas y consultorios, pasando por la boca de profesionales de la salud, aquellos mismos que osadamente tratan con pacientes con enfermedades que creen conocer, es la razón por la que se esta poniendo en consideración cambiar de nombre a la diabetes tipo 1.

Y no sería descabellado, ya que a todos en algún momento nos dijeron: ¿tan jóven y con diabetes?, ¿eras obeso?, ¿comias muchos dulces?, ¡mi tio tiene lo mismo pero no se aplica insulina!, ¡tienes la peor diabetes! ( como si hubiese una buena y una mala), ¡con bypass podrias curarte!, en fin......

Pero quienes no conocen la diferencia, pensarán: ¿pero cual es la molestia?, resulta que, (y lo escribiré de nuevo y cuantas veces sea necesario, con permiso de los tipo 1 que ya conocen esta cantaleta) aunque el significado de la diabetes es lo mismo sea cual fuere el tipo, es decir, en todas hay un incremento del nivel de azúcar en sangre o hiperglicemia, las causas que la provocan no son las mismas, la diabetes tipo 2 se puede prevenir con un estilo de vida saludable, ya que esta se genera por malos hábitos alimenticios, obesidad, y es hereditaria, eso quiere decir que más de un miembro en la familia puede tenerla, antes sólo se veía en adultos, pero con los malos hábitos alimenticios los niños ganan peso hasta llegar a tener una resistencia a la insulina, esto quiere decir que el cuerpo no logra usar la insulina que produce el cuerpo, lo que conlleva a la diabetes tipo 2, los medicamentos para tratarla son orales y si no les funciona de esta manera, deben aplicarse insulina.

Todo lo contrario a la diabetes tipo 1, donde sólo se puede encontrar un miembro de la familia con esta, y son bebés, niños, adolescentes y adultos jóvenes, desafortunadamente no se puede prevenir ni hay señal de a quien pueda afectar porque aún no hay un indicio claro de su origen, somos personas delgadas o sin problemas de peso, y es considerada una enfermedad autoinmuine, es decir, el sistema inmunologico del cuerpo ataca las células beta que son las encargadas de producir la hormona de la insulina, por esta razón es que debemos aplicarnos insulina desde el inicio de la enfermedad, porque nuestro páncreas ya no produce lo suficiente o incluso ni una gota de esta.

Las complicaciones en cualquier caso son las mismas si no se tiene un buen control, entonces, ¿en que nos beneficiaría un cambio de nombre?, muy sencillo, en que ya no estaríamos a la sombra de la diabetes tipo 2, eso implicaría que en las ferias de diabetes hubiese actividades para niños y jóvenes, en los centros médicos existan programas dedicados a sólo personas con esta condición y así nos entregarán los medicamentos e insumos suficientes para el mes, sin limitarnos a sólo 2 glucometrías al día, en lo comerciales de tv o avisos de revistas no sólo apareciera gente mayor, mejor dicho, que el mundo nos conozca, que empecemos a iluminar con luz propia y se maneje de forma directa sin sentirnos excluídos o como los bichos raros.

En pocas palabras, la diabetes tipo 1 y la diabetes tipo 2, son tocayas pero con diferente apellido, y la tipo 1 quiere ir a la registraduria y hacer un cambio oficial de nombre a "DISFUNCIÓN PANCREÁTICA AUTOINMUNE", no importa lo bonito o feo del nombre, lo largo o lo corto, aquí el tema es que se comience a tratar de manera independiente.

Así que, ¿Dónde firmo?

Si creen que no nos opaca la tipo 2, vean este comercial y me cuentan si los representa o no cuando se habla de diabetes:




Algunos post anteriores de mi inconformidad con la eterna confusión!




Resultado encuesta:









Cuando hables de diabetes, especifica el tipo

Carelibro

Reconocimiento

Reconocimiento

Pajareando

Dulce Mundo

Certificado