viernes, 30 de octubre de 2009

HALLOWEEN y niños diabéticos

31 de Octubre, el día más tenebroso del año desde hace 2.500 años. Era el último día del verano en el calendario celta y los espíritus salían de los cementerios para apropiarse de los cuerpos vivos y poder resucitar. Para evitar ser dominados por estos fantasmas, los celtas decoraban sus casas con huesos, calaveras y todo material desagradable; de esta manera los espíritus los dejaban tranquilos. Además era necesario poner una vela por cada difunto en la familia para no ser perturbados o de lo contrario podían tener horribles pesadillas.

En el siglo XIX la tradición llegó a los Estados Unidos gracias a los inmigrantes Irlandeses y se expandió por todo el mundo atemorizando a los niños, convirtiéndose en una fiesta infantil que muchos adultos aún disfrutan. Hoy en día, los elementos esenciales para el halloween (del inglés antiguo "all hallow´s eve" que significa vispera del día de los santos) o día de las brujas son los dulces y los disfraces, pintando así las calles con un mundo fantástico que no inspira miedo sino ternura, combinado con un inocente canto "amenazador": "Triqui, triqui, Halloween, quiero dulces para mí y si no me das..."  

Pero este día de cuentos tenebrosos puede tornarse en una verdadera pesadilla para los padres de un niño diabético, en una noche donde el azúcar invade las calabazas, y la euforia de los niños es ilimitada, el temor por una hiperglucemia podría nublar la celebración. Pero no hay razón para dejar de festejar este día a los niños, estos son algunos tips o ideas para que los sustos no los cause los resultados en el glucómetro: 

*Cambiar los dulces que el niño recolecto, por dinero u otro premio, puede ser un incentivo para evitar excesos. 

*Ese día controlar constantemente sus glucemias y los intercambios de carbohidratos. 

*Mantener a mano insulina rápida para correcciones inesperadas de la glucemia.

*Organizar una fiesta en casa con sus amiguitos para controlar la cantidad y el tipo de dulces; además los niños se divierten en un ambiente seguro. 

*Las opciones se amplian cuando hay un control y conocimiento de la diabetes del niño.

Así que trick or treat!!!!!

Cuando hables de diabetes, especifica el tipo

Carelibro

Reconocimiento

Reconocimiento

Pajareando

Dulce Mundo

Certificado