viernes, 28 de agosto de 2009

VACUNAS: Es mejor prevenir que curar

Las enfermedades han atacado a la raza humana desde su existencia, pero con el pasar del tiempo la calidad de vida de quienes las padecemos ha mejorado ya que se han buscado los mecanismos para contrarrestarlas, por ejemplo, quimioterapias contra el cáncer, diálisis para el riñón, tratamiento con insulina para la diabetes tipo 1, medicamentos para la diabetes tipo 2, el parkinson o la epilepsia; y aunque muchas de las enfermedades son incurables estos tratamientos ayudan a controlarlas si se diagnostican a tiempo.

Pero así como muchas enfermedades nos toman por sorpresa (como lo hizo la diabetes tipo 1 conmigo), otras las podemos prevenir por medio de las VACUNAS; que consiste en una sustancia líquida que se inyecta en el cuerpo o por vía oral, que contiene el virus o bacteria del cual nos queremos defender, pero debilitado para que nuestro organismo pueda generar anticuerpos y así una respuesta inmunológica para dicha enfermedad, es por eso que, aunque el ser humano, al parecer, padece un miedo innato por las agujas, desde nuestro nacimiento debemos someternos a esta tortura para aullentar ciertas enfermedades como: la tuberculosis (BCG), hepatitis A, hepatitis B, difteria, tétanos, y tos ferina (D.P.T), polio, meningitis, sarampión, rubéola, paperas, neumococo, rotavirus, entre otros.  

La primera vacuna fue administrada en 1796 contra la viruela, la cual ya ha sido erradica del mundo, y se espera eliminar otras más. Pero igual, siguen los avances para contrarrestar otras enfermedades y se ha logrado la vacuna contra el virus del papiloma humano, sigue en estudio la vacuna para la heroína y cocaína; y se espera la de la hepatitis C. Por el momento siguen las investigaciones para conseguir otro tipo de vacunas para enfermedades como el sida (VIH), el alzheimer y para alegría de mis colegas insulinodependientes, ya se habla de una vacuna contra la diabetes tipo 1

Sobre esto se especula sobre un tratamiento con la vacuna BCG (contra la tuberculosis) que en un plazo de 4 años nos curaría por completo, o una vacuna elaborada con acido glutámico decarboxilasa el mismo antígeno dominante en nuestra enfermedad, que ayudaría a la producción de insulina o según un laboratorio sueco un producto que se llamará Diamyd sin efectos secundarios cumpliría la misma función. 

Ojalá muchos diabéticos tipo 1 seamos candidatos a gozar de estos tratamientos y más conseguir los resultados esperados, lo que si es seguro es que la diabetes en un futuro cercano o lejano podrá ser una enfermedad preventiva y curable.  

Así que mientras llega ese glorioso momento, podemos prevenir otras enfermedades, ya que no sólo con las primeras vacunas es suficiente, también es indispensable la vacunación en la edad adulta, estas son algunas de ellas: 

La influenza: Es una infección respiratoria que comienza en forma repentina, pero no es una gripa o un simple resfriado, es más grave; este virus muta constantemente por lo que se debe aplicar la vacuna cada año.  

Neumococo: Es causante de infecciones como la neumonía que causa inflamación en los pulmones que puede llevar a la muerte, además de sinusitis, meningitis, peritonitis, entre otras. Se recomienda una aplicación después de los 65 años, o en personas con alto riesgo, eso nos incluye a nosotros los diabéticos y más con la aparicion de la gripe A h1N1, que puede causar neumonía.  

Hepatitis B: Enfermedad contagiosa del hígado que causa insuficiencia hepática crónica severa, cirrosis hepática, cáncer de hígado, etc. Se adquiere por contacto sexual, secreciones corporales o contacto con sangre, o en heridas por instrumentos infectados. Son 3 aplicaciones en un plazo de seis meses y puede realizarse un refuerzo cada 10 años.  

Hepatitis A: Inflamación del hígado, se adquiere por zonas poco higiénicas, por bebidas y alimentos contaminados, por excrementos u orina contaminada. Su aplicaciones es de 2-3 dosis en un plazo de 6 a 12 meses.  

Varicela: Enfermedad contagiosa de persona a persona por contacto directo o por vía aérea, puede ser leve en niños, pero es más fuerte en adolescentes y adultos. Produce ronchas e inflamación en la piel (recuerdo que de niña parecia la pantera rosa, ya que me aplicaban caladryl del rosado para reducir la rasquiña, en mi época aún no existía el transparente). Son 2 aplicaciones.  

Sarampión, paperas, rubéola (MMR): Son enfermedades que se transmiten de persona a persona vía aérea; la primera, produce erupción, tos, fiebre y puede provocar infección del oído, neumonía o daño cerebral; la segunda, produce hinchazón en las glándulas salivales, dolor de cabeza, fiebre y puede provocar infección del cerebro, hinchazón dolorosa de testículos u ovarios. Se aplica 1-2 dosis.  

Tétanos: Enfermedad que provoca espasmos musculares violentos debido a una toxina que afecta el sistema nervioso. Se adquiere a través de heridas abiertas que entran en contacto con agentes infectados. Se recomienda un refuerzo de la vacuna cada 10 años, o cuando el paciente sufre una herida y no esta seguro de su vacunación.  

Virus del Papiloma Humano: Es causante del cáncer del cuello uterino por causa de ciertos tipo de virus VPH. Son 3 dosis.  

La prevención es el mejor camino para evitar inconvenientes con nuestra salud, así que se debe estar atento ante cualquier tipo de epidemia y consultar con el especialista el programa de vacunación que debemos cumplir según nuestra edad y requerimientos.  

-ES MEJOR PREVENIR, QUE CURAR-

Cuando hables de diabetes, especifica el tipo

EN FACEBOOK

SIGUE LOS TUITS

Reconocimiento

Reconocimiento

Recomendado por

Recomendado por
Lista blogs fiables y de calidad sobre diabetes

Dulce Mundo

Certificado