martes, 3 de marzo de 2009

Retrocediendo el cassette

Antes de tener diabetes, ese término no existía para mí, creo que tal vez ni lo conocía, era una de esas palabras que no existía en mi vocabulario ni a mis intereses. Como toda adolescente no pensaba mucho en mi salud, el deporte eran las rumbas con mis amigos, donde mi pareja de baile era el cigarrillo, nunca me gusto el licor, pero una cerveza fría calmaba mi sed, y como la mayoría, creía que la juventud no va de la mano con ninguna enfermedad y eso se lo dejamos a los viejitos. Claro que siempre sufrí de migraña (como si me hubiese golpeado Mike Tyson en la cabeza) y eso que llaman colon irritado (el mío parecía emputado) aparecía de vez en cuando después del almuerzo, pequeñeces que nunca me hicieron preocupar más allá de una simple pastilla para el dolor.

El destino, Dios, el karma, o no se quién o qué, me quito esa partecita tan pequeña pero necesaria que me esclavizaría por el resto de mi vida y ahí es donde te preguntas, ¿Por qué a mí? Habrá sido por excederme con las papas fritas?, o por ese día que me escapé del colegio con mis amigas? o la mentira piadosa para que no me castigaran?. Muchos interrogantes pero ninguno sin responder, porque lo que tengo no tiene ninguna una única explicación.

Cuatro años con diabetes, me enseñaron que los viejitos no son los únios que se enferman y tarde o temprano en alguna etapa de la vida tendremos problemas de salud y por alguna razón a mi me tocó un poco más temprano de lo que esperaba. A mis 28 años, ya conozco más mi organismo y me arrepiento de lo mal que lo había tratado, pro esto ya no fumo, ni tomo demasiado, lo ejercito, lo alimento sin excederme, y lo dejo descansar lo necesario.

Tal vez no fue mi culpa el haberme enfermado, pero en adelante trato de evitar cualquier otra complicación, suficiente tengo con inyectarme todos los días.


Cuando hables de diabetes, especifica el tipo

EN FACEBOOK

SIGUE LOS TUITS

Reconocimiento

Reconocimiento

Recomendado por

Recomendado por
Lista blogs fiables y de calidad sobre diabetes

Dulce Mundo

Certificado