miércoles, 11 de agosto de 2010

Discriminación & Diabetes

Caricatura de Majofa

Este es un post protesta, y no es para menos con este tema, la discriminación a personas con diabetes esta latente en todos los ámbitos sociales. Hace poco me escribieron contándome el caso de una chica con diabetes tipo 1 a quien en una entrevista de trabajo, en el exámen médico, el encargado al conocer la condición de la jóven le dió a entender que ella era un problema por los riesgos cardiovasculares que conllevaba su diabetes, ¿ah?. ¿Acaso el que fuma no lo tiene?, ¿el que come comida chatarra no lo tiene?, ¿el que es sedentario no lo tiene? o ¿el que sólo por el hecho de tener arterias y un corazón no lo tiene? Y este no es el único caso, en el ámbito laboral, las excusas para no contratar un diabético tipo 1 son tan variadas e injustificadas que no serán nunca aceptadas por quienes debemos soportar en algún momento el rechazo por tener diabetes y aunque la medicina la denomine "enfermedad", para quienes la tenemos no significa estar enfermos y en ningún caso, cambia las capacidades y habilidades que poseemos.


Y esto no es nada, más sorprende, el caso de los niños que son rechazados en los colegios por su diabetes, a muchos no les permiten matricularse argumentando que no estan en capacidad para atenderlos, a otros no los incluyen en ciertas actividades, e incluso les niegan el uso de sus herramientas para el tratamiento o el simple echo de ir al baño o comer una golosina en clase les es prohibido, ¿quien dijo que un niño deja de ser niño por su diabetes?¿que tipo de educacion especial necesita un niño diabetico?. Muy seguro la clase de educación que las instituciones que dicen ser "educativas" no podrán darle a ningun niño sea o no diabético con esa actitud y esos valores.

Pero, ¿Que me dicen de las entidades prestadoras de salud? Son las primeras que se asustan cuando les mencionan la palabras diabetes e insulinodependiente, les duele el bolsillo de sólo pensarnos, así que tan fácil como negarnos una afilicación a medicina prepagada, ya que no nos cubren la enfermedad y tan irresponsables las eps u obras sociales por su filosofía "curativa" y no preventiva al no suministrarnos la educación, y los elementos adecuados para nuestro tratamiento, pero tranquilos, en el futuro ya no será simplemente tirillas, jeringas, o insulinas, por su ineptitud serán también sesiones de diálisis, trasplantes de riñon e incluso páncreas, cirugías de ojos, piernas robóticas, y todo por ahorrarse unos pesitos al corto plazo.    

Y hablando de pesitos, los bancos no se quedan atrás, el otro día abrí una cuenta de ahorros y me dieron la opción de pagar un seguro de vida por medio de este, ¿y adivinen que me encontré en la letra pequeña?  si, eso mismo, no eran incluidas personas con diabetes- entre otros-, eso quiere decir, que somos un riesgo absoluto y que sólo nuestros familiares dan un peso por nosotros, o que tal si quieren acceder a un préstamo para vivienda, automovil, o para lo que sea, para eso tendremos que pagar intereses altos sólo porque podríamos morir según la coeficiencia intelectual de quienes redactan estas claúsulas, en cualquier momento!!!, ¿no le podría suceder a cualquier mortal?, o que levante la mano quien tenga en su contrato con la vida, el día exacto de su fallecimiento - con hora y causa incluída-.

¿Pueden creer que los conductores que manejan ebrios tienen más derechos que nosotros?, pues eso parece, ya que con las licencias de conducir hay otro tipo de discriminación, en algunos países hay normas especiales en el caso de los diabéticos, así que allí deberíamos renovar nuestras licencias en un perido de tiempo inferior a los demás y llevar la historia clínica para ver el desarrollo de nuestra condición, me pregunto: ¿los borrachos deben llevar un registro de las veces que han conducido ebrios y no los han detenido?, o ¿quienes no estan atentos a las normas de transito deben marcar el número de veces que no respetaron el pare o el stop?, ¿o las veces que ostigaron a un peatón cuando cruzaba la calle?. Les apuesto que los que piensan que los diabéticos no somos capaces de conducir un automóvil tenemos un historial de transito más limpio que cualquier persona sin diabetes, o por lo menos con multas que puede tener cualquiera y que no tienen nada que ver con la diabetes y podremos ser más "cabrilla" (buenos conductores) que otros.

Además, si esto no fuera suficiente, hay quienes no se atreverían a ser pareja de un (a) diabético (a), citando sólo algunas, en el caso de las mujeres que un diabético no las satisfaga en la intimidad, en el caso de los hombres que una diabética no pueda tener hijos, y en ambos casos se imaginan con angustia cuidando las futuras complicaciones de sus parejas, reaccionen!!!, ¿acaso cualquier persona del sexo masculino no podría tener un problema sexual (o que tal el problema sean uds)?, ¿acaso nunca han visto una madre diabética? -yo les presento unas cuentas-, así que uds. no diabéticos que entran en este grupo ¿en realidad creen que son seres divinos que llegarán a ser ancianos intactos?  Bueno, ya veremos!. Y por el lado de las amistades, ¿como seguimos siendo amigos de aquellos que sólo dicen cuan doloroso debe ser inyectarnos?, o algunos sin delicadeza comentan lo terrible que debemos llevar nuestra vida con diabetes y ruegan no llegar a ser como nosotros, o simplemente no se toman la molestia de preguntarnos si ya nos sentimos bien luego de una hipoglicemia. Ese tipo de personas, no nos sirven, sea pareja o amistad, si no nos aceptan como somos, mejor dejémolas ir que otras llegarán. 

Pensando en esto, si algún día tengo una empresa, podría pensar en sólo contratar personas con diabetes, tal vez conseguirme un novio diabético, y salir más seguido con mis amigos diabéticos, crear un "DMG" solo para diabéticos, mejor dicho un tipo de masonería donde el único requisito sea tener diabetes...siiii estoy delirando...    

Para desdicha de algunos y alegría de muchos, los diabéticos seguiremos aquí, entre uds, así que mis dulces amigos si algún día llegan a sentir algún tipo de discriminación, no teman en mantener la cabeza en alto y firme ante nuestra condición porque no es un crimen tener diabetes y por ende no debemos ocultarla y a quienes aún se guian por las diferencias y los prejuicios, sólo tengo una cosa que decirles: No saben de lo que se pierden! 



Cuando hables de diabetes, especifica el tipo

Carelibro

Reconocimiento

Reconocimiento

Pajareando

Dulce Mundo

Certificado