domingo, 29 de noviembre de 2009

INSULINA: Un páncreas envasado

La insulina, es una hormona, secretada por la células beta del páncreas. Cuando consumimos los alimentos, estos se transforman en glucosa y pasan a la sangre, la insulina permite la entrada de esta glucosa a las células para darnos energía.Todos los diabéticos tipo 1 no producimos esta hormona, por esta razón la glucosa permanece en nuestro torrente sanguineo en niveles exagerados, así que necesitamos aplicar insulina para suplir esta deficiencia y debemos hacerlo durante toda la vida, esto se hace por medio de inyecciones en los brazos, abdomen y/o piernas por vía subcutánea.

En una persona "normal" la insulina secretada por el páncreas se libera en el momento y cantidades exactas a medida que entra la glucosa a la sangre, por esta razón es tan importante que los diabéticos nos inyectemos las unidades precisas de acuerdo al número de carbohidratos que consumimos para que la glucosa permanezca en los niveles adecuados (70 a 120 mg/dL). La insulina no puede ser ingerida, ya que los jugos digestivos del estomago la destruirían.  

La insulina inyectada es llamada insulina humana, y se obtiene en un laboratorio por medio de una técnica llamada ADN recombinante lo cual permite producir la insulina idéntica a la que produce el cuerpo humano. En tiempo atrás la insulina era extraída de animales como cerdos o vacas y después purificada para uso humano, pero tenía ciertas reacciones desfavorables en quienes la usaban tales como alergías, enrojecimiento e hinchazón en el sitio de la aplicación, aunque todavía se puede conseguir esta, con el paso de los años encontraron diferentes técnicas mejorando así su calidad.  

El páncreas secreta de diferentes formas la insulina, una lenta y continua que ayuda a mantener los niveles de glucosa entre 70 - 100 mg/dL, también conocida como secreción basal y otra rápida y en mayores cantidades secretada cuando se eleva el nivel de glucosa después del consumo de los alimentos conocida también como secreción pulsátil.  

Por esto, la insulina inyectada también se clasifica de acuerdo a su tiempo de acción brindándonos mayores posibilidades para el manejo de nuestra diabetes o mejor dicho para tratar de imitar lo más cercano y real posible nuestro fallido páncreas.  

INSULINA DE ACCIÓN RÁPIDA: Insulina pura, sin aditivos, esto hace que sea cristalina. No permanece mucho tiempo en nuestro organismo, se usa para surtir una dosis inmediata de insulina generalmente a la hora de comer.  

INSULINA DE ACCIÓN INTERMEDIA: De apariencia turbia, se aplica una o dos veces al día, en muchos casos se combina con insulina rápida en las comidas.  

INSULINA DE ACCIÓN PROLONGADA (Lenta): Dura hasta 24 horas. Esta puede inyectarse sólo una vez al día. Suele combinarse con una insulina rápida en las comidas. Actúa con una producción basal similar a la del páncreas.  

CONSERVACIÓN  

Cualquiera que sea el tipo de insulina, debe permanecer refrigerada de 2 a 8 grados centígrados y no debe exponerse a la luz solar, si se congela o calienta se daña y es necesario cambiarla. En la nevera no se debe guardar en el congelador, sólo en el refrigerador en la parte baja de este. La insulina en uso, puede permanecer a temperatura ambiente por 4 a 6 semanas, sin exceder los 25 grados centígrados, si la apariencia es distinta a la normal, es necesario desecharla ya que puede estar dañana y no funcionar, lo mejor es utilizar una nueva. 
IDENTIFICACIÓN Somos afortunados de tener a nuestra disposición un gran número de posibilidades para nuestro tratamiento con insulina, lo que también puede generar errores en la administración de cada una de estas si usamos varias. Por esto, la Federación Internacional de Diabetes (IDF) junto a diversas compañías farmacéuticas establecieron un código internacional por medio de colores para identificar cada una de ellas.  

La insulina es un medicamento de uso delicado, así que cualquier cambio en las unidades o el tipo debe ser consultado con el especialista, además recordemos, nuestro páncreas ya no puede producir esta hormana, por lo tanto, cuide el contenido del envase con la etiqueta de insulina, porque lo que lleva ahí es su páncreas en un frasco.

Cuando hables de diabetes, especifica el tipo

EN FACEBOOK

SIGUE LOS TUITS

Reconocimiento

Reconocimiento

Recomendado por

Recomendado por
Lista blogs fiables y de calidad sobre diabetes

Dulce Mundo

Certificado