sábado, 14 de noviembre de 2015

Menos simbología y más acción en el Día Mundial de la Diabetes


Un día memorable, inolvidable, un día que nos llena de emociones…No, no hablo de Día Mundial de la Diabetes, me refiero al día de nuestro diagnóstico.


La vida sin duda nos cambió el día que recibimos la noticia de tener diabetes y no sólo a las personas con diabetes sino a todo nuestro entorno familiar.

El día que me convertí en superhéroe (el tema de nuestra campaña 2015, mira las fotos en el Club db1) fue el 16 de septiembre del año 2004, antes de esa fecha nunca escuché o me intereso el tema de la diabetes, porque no me tocaba directamente (y tampoco vi ningún círculo azul que me llamara la atención).

Pero desde ese día, todo lo que hable de diabetes me interesa y me importa, y al conocer que teníamos un día mundial la emoción se apoderaba de mí por ver a todo el mundo vistiéndose de azul, hablando sobre diabetes y educándose.

Me cansé de la misma cantaleta


Así trascurrieron unos años hasta que me cansé, pero no de la diabetes (en mi caso tipo 1) porque cada segundo me fortalezco, sino de escuchar cada año el mismo discurso, escuchar los mismos mensajes sobre prevención, ver las mismas imágenes sobre las complicaciones, leer los medios de comunicación que escriben erróneamente sobre diabetes sólo para rellenar alguna sección de salud y ver como se afianzan los mitos sobre la diabetes.

El mensaje que difunden para el Día Mundial de la Diabetes no es para los pacientes, porque se centra en prevenir la diabetes (lo que no señalan es que hablan de diabetes tipo 2), estar atento a los síntomas (pero no aconsejan que no espere a tener síntomas para tomarse exámenes anuales de glucemia) y muestran estadísticas que aterran, pero no concientizan.

El único mensaje que puede hacernos mella a quienes tenemos diabetes es evitar las complicaciones, pero nos los cuentan con un tono terrorífico y se les olvida que para un buen control necesitamos las herramientas y en algunos países ni siquiera se consiguen insulinas.

Esos mensajes no son claros, las personas ya diagnosticadas con diabetes tipo 2 parece que no les llegó el mensaje de prevención, y a quienes tenemos diabetes tipo 1 no nos ilusionen porque este tipo de diabetes no se puede prevenir. Los síntomas los sentimos antes que viéramos esos mensajes y tampoco sabíamos cuál era el rango de glucemia para preocuparnos con algún resultado o asociarlo con algún síntoma, y tampoco sabíamos que la diabetes no es la que genera las complicaciones sino su tardío diagnostico (tipo 2) y mal control (ambos tipos).

Nosotros ya pasamos por todo eso que predican para evitar el aumento de la diabetes en el mundo, pero aún así quienes recibimos toda esa información seguimos siendo las personas con diabetes que cada año somos más, y somos nosotros quienes tenemos que aclararle a quienes no tienen diabetes toda esa información confusa que los entes oficiales difunden con tanta pomposidad.

Quienes tenemos diabetes necesitamos en el Día Mundial menos simbología y más acción, necesitamos que los entes eduquen a toda la sociedad con mensajes claros y detallados, se pronuncien ante la violación de nuestros derechos, que exijan a los gobiernos más atención a nuestra comunidad, que se pongan en nuestros zapatos y dejen de dar la cara cuando les convienen y esconderla cuando de alzar la voz se trata.

Somos testigos de un nuevo Día Mundial de la Diabetes sin cambios en el entendimiento de la enfermedad, sin cobertura ni atención digna, pero si con un vacío inmenso en educación y un aumento descarado de las cifras.

En el 2015 ya somos 415 millones de personas con diabetes según cifras oficiales de la Federación Internacional de Diabetes, un tanto confuso saber cuántas personas tenemos diabetes tipo 1 y mucho más confusa el camino para evitar que siga creciendo el diagnostico de diabetes tipo 2.

Por eso, yo no conmemoro el Día Mundial de la Diabetes sino que celebro el Día Mundial de las Personas con Diabetes, celebro la fortaleza de esas personas que ante todas los obstáculos no decaen, celebro la sonrisa llena de dulzura, celebro el logro de superar cada día, celebro que cada vez son más los pacientes que no se quedan callados, celebro que los pacientes nos unamos más ante la incapacidad de otros de hablar por nosotros.


Día Mundial de las personas con diabetes, una campaña y logo creado por Carolina Zárate


Esperamos que algún día este Día Mundial sea tan reconocido como el de otras patologías y el círculo azul sea una puerta para evitar que otra persona sea diagnosticada con diabetes tipo 2, otras tantas mueran por falta de educación y acceso a medicamentos e insumos y nos presten más atención.



Círculos azules, muchos círculos azules.


Puedes conocer la opinión de otros blogueros de #diabetesLA

"En el Día Mundial de la Diabetes, mis razones para no conmemorar NADA" por Mariana Gomez de Dulcesitos para mí

"El Día Mundial de la Diabetes que no conmemoraré, mi carta a la FID" por Mila Ferrer de Jaime, mi dulce guerrero

"Día Mundial de la Diabetes, ¿tenemos algo que celebrar?" por Melissa Cipriani de Con Extra de Azúcar

¿Qué "celebramos" el Día Mundial de la Diabetes? #WDD por Tanya Hernandez de Sugar Free Kids

"Hay días para todo y para todo hay días" por Paulina Gomez de Fundación Chespirito

"Día Mundial Do Diabetes, o que temos para comemorar" por Luana Alves de A Diabetes e Eu

14 de noviembre, y ... ¿dónde están las buenas noticias? por Nora Ortega de Mi dulce vida




Cuando hables de diabetes, especifica el tipo

Carelibro

Reconocimiento

Reconocimiento

Pajareando

Dulce Mundo

Certificado