miércoles, 3 de junio de 2009

TATUAJES & DIABETES

Tatuajes y diabetes, dos palabras que algunos no se atreven a combinar, una de las razones principales son las infecciones que se pueden producir, ya que los diabéticos cicatrizamos lento. Pero esto igual le podría ocurrir a una persona "normal" si no sigue al pie de la letra las indicaciones del tatuador para que la herida (literalmente) cierre correctamente, como tomar los antibióticos, aplicar la crema cicatrizante, usar bloqueador si se expone la sol, no rozar con ninguna prenda, hidratarlo y demás indicaciones del profesional.

Así que los precavidos o pesimistas -como quieran llamarse- no pueden negarnos la posibilidad de decorar nuestro cuerpo, como se ha hecho desde siglos como una manifestación artística innata del hombre para diferenciarnos e identificarnos. Por ejemplo, se halló una momia que tenia en su espalda 57 tatuajes al parecer de tipo terapeútico; las tribus indígenas los usan para adorar a los dioses, demostrar jerarquía, prepararse para la batalla o como ornamentación corporal; en Oriente, se usó para marcar delincuentes y fue la característica principal de los miembros de una poderosa mafia llamada "Los Yakuza", que tatuaban por completo su cuerpo evitando las partes visibles para los demás.


Cada individuo o grupo, tiene sus razones para marcar su cuerpo, y los diabéticos no seremos la excepción, si bien hoy en día funciona como adorno estétetico, para nosotros aún funciona como identificación. Muchos diabéticos tatúan datos importantes sobre su enfermedad, en caso de cualquier emergencia, útil en un estado de perdida de conciencia.

Algunas recomendaciones importantes para las personas diabéticas además de tomar todas las medidas básicas de cualquier persona que quiera realizarse un tatuaje, es evitar algunas zonas del cuerpo con baja circulación, como los tobillos y muñecas o la parte baja de la pierna, las nalgas o las zonas donde aplicamos la insulina -abdomen, muslo, brazos- mantenga la diabetes controlada y mida sus glucemias frecuentemente.

Para que se den una idea, Darren Brass, de la serie Miami Ink, es un tatuador, diabético tipo 1, con muchos tatuajes en su cuerpo, así que si se animan, asegúrense de escoger un diseño que se ajuste a su personalidad, gustos y fines.

En mi caso, sueño con tener un gran tatuaje en la espalda...:)

VER TAMBIÉN:
Tatuajes identificativos para diabéticos

Cuando hables de diabetes, especifica el tipo

EN FACEBOOK

SIGUE LOS TUITS

Reconocimiento

Reconocimiento

Recomendado por

Recomendado por
Lista blogs fiables y de calidad sobre diabetes

Dulce Mundo

Certificado